Láser Lipolítico con Microcorrientes

Consiste en la colocación de una placa que emite luz diodo de baja potencia en el área que se desea tratar, el cual genera la estimulación total de las membranas de las células facilitando su posterior eliminación de manera natural por el organismo.

Se trata de un proceso sencillo no-invasivo y muy efectivo. El tratamiento se puede dividir en varias sesiones o hacer una sesión de prueba dependiendo de los resultados que se quieran conseguir.
La técnica del láser lipolítico puede ser aplicada en la mayoría de las partes del cuerpo donde exista grasa localizada y es ideal para combinar con otras técnicas de eliminación de grasa, masajes o terapias de relajación.

A pesar de ser un proceso de reducción de grasa posee diferentes tipos de beneficios adicionales como el mejoramiento de la circulación, la disminución de las toxinas y líquidos.

Para poder ver los máximos resultados del láser lipolítico se recomiendan obtener de 8 a 12 tratamientos. Estas sesiones deben llevarse a cabo una vez por semana, en intervalos regulares.

Además nuestra aparatología emite microcorrientes que tiene efectos drenantes y ejercita la musculatura.

En una misma sesión estamos reduciendo y reafirmando. Resultados espectaculares, reductores y moldeadores del cuerpo.