Presoterapia

El tratamiento de drenaje linfático con presoterapia consiste en un sistema de efectos de presión y descompresión que acelera los procesos de eliminación de toxinas y desechos, mejorando a su vez la circulación de retorno y la oxigenación de los tejidos.

Este procedimiento está indicado en casos de:

  • Celulitis. El efecto de presiones alternas ejerce un masaje de efecto diurético que se potencia con el efecto de aceleración de eliminación de desechos y toxinas.
  • Flacidez. El efecto masaje mejora la circulación de retorno; estimula la circulación y, con ello, la oxigenación de los tejidos mejora el aspecto de flacidez cutánea.
  • Problemas circulatorios. El masaje favorece la circulación de retorno.
  • Edemas o inflamación de las extremidades inferiores. Al favorecer la circulación de retorno, se acelerará el ritmo de eliminación de desechos metabólicos.
  • Mejora de la circulación venosa-linfática. Se consigue una mejora de los procesos celulares linfáticos, circulatorios y tisulares, traducidos en una piel más tersa y joven, con mejor circulación y menos celulitis.