Tratamiento Antiestrías

Existen sencillos tratamientos anti-estrías con muy buenos resultados, pero para que funcionen hay que hacerlos muy a tiempo y con mucha disciplina.

Las estrías aparecen en la pubertad, al crecer o aumentar de peso muy deprisa, en culturistas, embarazadas, adolescentes, personas obesas…

 Normalmente, las estrías pasan por dos fases: fase roja y fase blanca.

  • Fase roja:

Es la fase inicial de la estría, cuando aparecen las estrías se muestran de color rojo porque existe un fenómeno inflamatorio en la zona. Cuando la piel se ha adaptado a la distensión, se ha ensanchado por la aparición de estrías y la tensión desaparece, la estría muda a color blanco, pasa a la fase blanca.

En esta fase, histológicamente las estrías tienen cambios morfológicos semejantes a los de las cicatrices recientes. En los primeros momentos se observa un infiltrado inflamatorio intenso en el tejido que circunda los microvasos de la dermis, también se observa edema y dilataciones venulares.

  • Fase blanca:

Una vez alcanza la madurez, la estría muestra un color blanco nacarado, presentándose como zonas lineales de color blanco o mucho más claro que la piel circundante, de aspecto plano o ligeramente deprimido frente a la piel sana.

En la fase de estría madura, se aprecia una disminución de la cantidad de colágeno dérmico, posteriormente también decrece la cantidad de fibras elásticas. Cuando la estría está más evolucionada se aprecia una epidermis adelgazada y un aplanamiento de las papilas y la unión dermoepidérmica, por lo que aparece visualmente el aspecto de piel muy aplanada o ligeramente deprimida.

 

Tratamiento recomendado para:

  • Personas que han sufrido bruscas variaciones de peso.
  • Personas que llevan a cabo duros programas de entrenamiento.
  • Personas que sufren alteraciones hormonales en periodos como la pubertad y el embarazo.