Tratamientos médicos

Cemees colabora con distintos profesionales de la medicina estética de reconocido prestigio en nuestro pais para ofrecer a sus clientes unos servicios médicos de alta profesionalidad y confianza.
Los tratamientos médicos , y su supervisión, son realizados en las consultas de los propios facultativos.

 

AQUALIX

Aqualix es una solución acuosa con base gelatinosa, biocompatible ya que es un ácido que se encuentra presente en el cuerpo humano y es totalmente reabsorbible. Se infiltra mediante una técnica llamada intralipoterapia destruyendo así los acúmulos de grasa localizada.
Para esta técnica disponemos de unas pequeñas agujas diseñadas exclusivamente para este tratamiento.

El producto licua el adipocito para que los lípidos se eliminen de forma natural a través del sistema linfático. Por ello, durante el tratamiento se recomienda beber mucha agua y tomar un drenante que favorezca la eliminación de la grasa, al igual que la realización de drenaje linfático manual o presoterapia.

Se recomienda el tratamiento de infiltraciones de Aqualix para la eliminación de la grasa localizada.

Las zonas más comunes son el abdomen, caderas, muslos, rodillas y brazos.
Tras, aproximadamente 3 semanas, se apreciará una reducción del volumen de la grasa localizada en la zona corporal tratada.

Se recomienda también el tratamiento de infiltraciones de Aqualix para la eliminación de la grasa localizada en la zona del doble mentón o papada, se consigue una visible reducción del volumen de está dando una imagen facial más esbelta y con unos rasgos más definidos.

HIPERHIDROSIS (SUDORACIÓN)

La hiperhidrosis hace referencia a la sudoración excesiva que el organismo produce en respuesta al calor o a estímulos emocionales que superan los estímulos fisiológicos y conduce a graves disfunciones psicológicas, sociales y profesionales.

El tratamiento para la hiperhidrosis con toxina botulínica consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de toxina botulínica en axilas, manos o pies. Este producto inhibe la trasmisión neuromuscular y, en consecuencia, se produce un bloqueo del exceso de la producción de sudor.

Este tratamiento está indicado en sujetos que presentan sudoración excesiva en axilas, manos y/o pies.

Los efectos del tratamiento comienzan a notarse entre los 2-4 días posteriores a su aplicación, y la sintomatología remite en una semana. La duración del efecto suele variar según localizaciones, pero oscila entre los 6-8 meses.

 

ESCLEROTERAPIA (VARICES)

Este procedimiento consiste en la aplicación directa de una sustancia esclerosante que destruye la variz. Como consecuencia, ésta es reabsorbida por el organismo sin dejar ningún rastro en la piel.

Es un proceso sencillo que, en la actualidad, representa la alternativa más eficaz y menos agresiva para el tratamiento de este tipo de problemas.

Esta técnica no requiere la aplicación de anestesia y no produce cicatrices.

El tratamiento de escleroterapia está indicado en pacientes que presentan alteraciones leves del retorno venoso, tales como arañas vasculares y varices poco profundas mayoritariamente manifestadas en las piernas y en los pies.

Conseguimos una piel libre de la antiestética apariencia de varices y pequeñas arañas vasculares, pudiendo usar prendas cortas sin ninguna preocupación.

TOXINA BOTULINICA (BOTOX)

El tratamiento consiste en la infiltración de la toxina botulínica tipo “A” tras una valoración individualizada de la mímica del paciente. Se produce una disminución en la intensidad de la contracción del músculo siendo muy útil únicamente para tratar aquellas arrugas y líneas de expresión consiguiendo una progresiva atenuación de las mismas. La finalidad de este tratamiento es prevenir las arrugas y/o evitar que éstas se profundicen.

Su efecto se comienza a evidenciar hacia los 3-4 días, para alcanzar su efecto total hacia los 7 días de la inyección. El paciente debe tener claro que los efectos no son permanentes y que la duración del efecto depende de dosis administrada, fortaleza del músculo a tratar y factores personales. La duración puede variar pero suele permanecer durante 4 meses.

Con este tratamiento se logra atenuar las arrugas de expresión sin perder naturalidad en el rostro. Destacar su carácter preventivo evitando la formación de futuros pliegues faciales.

 

ÁCIDO HIALURÓNICO

El ácido hialurónico en nuestro organismo realiza la función de retener agua y aportar hidratación y volumen. El paso del tiempo y el proceso de envejecimiento provocan que esta sustancia se degrade a la vez que el organismo disminuye su capacidad de renovarlo. El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo humano, presente sobre todo, en la piel. El principal resultado de su pérdida es la reducción de volumen y contorno facial, además de la aparición de arrugas. Los tratamientos con ácido hialurónico están especialmente indicados para reponer esta sustancia en la piel, de acuerdo con la necesidad de cada paciente y recomendación médica.

Puede ser utilizado para suavizar mejorar y rejuvenecer las arrugas de los labios, los surcos nasogenianos o arruga de los paréntesis, las patas de gallo o arrugas alrededor de los ojos, las comisuras labiales, etc.

En algunas ocasiones también es utilizado para devolver o aumentar el volumen facial de pómulos y labios o mejorar y destacar el contorno labial.

La duración de los resultados con ácido hialurónico dependerá del área a tratar, del tipo de ácido hialurónico inyectado, y sobre todo del metabolismo de cada paciente. Los resultados se caracterizan por ser naturales y de efecto inmediato

JALUPRO® 

El tratamiento de Mesoterapia que está revolucionando el mercado en rejuvenecimiento facial, incluye sustancias como los aminoácidos que componen el colágeno y el Ácido Hialurónico, el producto se llama JALUPRO®.

JALUPRO® un inyectable que combina el Ácido Hialurónico con los aminoácidos esenciales que son necesarios para que se produzca una regeneración de los tejidos con formación de nuevo colágeno. Indicado para combatir la flacidez cutánea y frenar los signos de envejecimiento de tu cara, es decir, conseguir una revitalización de los tejidos formando nuevo colágeno que aporte textura y luminosidad a los mismos.

Estimula la formación de colágeno, retrasa su velocidad de degradación, mejora el grosor, la elasticidad, el brillo de la piel y restaura la estructura normal de la dermis.

Depositado en la dermis con microagujas, aporta componentes esenciales que la piel reconoce como propios, para reforzar su arquitectura y activar la producción de estructuras fundamentales como el colágeno y la matriz extracelular.

A su efecto flash de buena cara, se suma su capacidad reestructurante para potenciar los resultados en tratamientos de cicatrices, estrías o úlceras.

HILOS TENSORES

Los hilos tensores son hilos de un material biocompatible con el ser humano. Éstos se insertan a través de una microincisión con una aguja-guía especial. Las suturas son las más novedosas; no tienen ganchos que puedan debilitarlas y están elaboradas de un hilo de conos vacíos que con el tiempo serán completamente absorbidos por el cuerpo. Una vez introducidos se tensan en la dirección justa obteniéndose así el efecto lifting en la zona deseada. El crecimiento de los tejidos fibrosos alrededor de la sutura producirá un mecanismo de suspensión mucho más fuerte.

Es una terapia perfecta para eliminar la flacidez facial y el descolgamiento de los tejidos que se produce con el paso del tiempo, consiguiéndose resultados espectaculares en la zona de las mejillas, el surco nasal, el cuello y el ceño.

El resultado final será visible al cabo de una semana. El/la paciente gozará de una piel más tersa, joven y vital.

PEELING MÉDICO

Los efectos del peeling médico tienen como objetivo la eliminación de la capa superficial de la piel, logrando así un efecto de piel nueva y revitalizada.

Mediante la aplicación de ciertas sustancias químicas de carácter ácido sobre la piel conseguimos que las uniones intercelulares se fracturen y un cambio de pH de la piel instantáneo, que tiene como resultado la descamación y regeneración de la piel deseada.

El peeling médico está indicado en cualquiera de los siguientes casos: Fotoenvejecimiento, discromías, hiperpigmentaciones-melasma, manchas, acné, rosácea, cicatrices de acné, dermatitis seborreica, psoriasis, cicatrices-estrías, arrugas, lentigos-seniles, queratosis actínicas y seborreica.

Se estimula la renovación celular epidérmica y la síntesis de colágeno y elastina, normalizándose la queratinización y la producción de grasa. El resultado visible es una piel uniforme más hidratada y vital.